Te compartimos un comparativo de inversión en distintos instrumentos financieros en el cual, podrás darte cuenta que una inversión en pesos es más rentable que en dólares a lo largo del período 1996-2017.

 

Como se puede observar, en el mismo período y comparando el mismo  riesgo en ambos casos, si el 31 de diciembre de1996 hubiéramos invertido $1,000.00 MXN en la Bolsa Mexicana de Valores (IPC), al 31 de enero de 2017 tendríamos $13,984.00 MXN.

Si comparamos la inversión de CeTes contra  Treasury Bills ambos a 10 años, podemos observar que es mejor invertir en CeTes, ya que la utilidad es 20.4% mayor.

En el largo plazo, quitando especulaciones y comparando el mismo riesgo, las inversiones en pesos siempre han producido mayor utilidad.

Para mayor dudas consulte a MetAnálisis

En el caso de renta variable, el margen es muy amplio a favor del peso mexicano y pensamos que seguirá así a lo largo del tiempo ya que, México tiene mayor potencial de crecimiento, debido a su bono demográfico que utiliza a largo plazo.

En el caso de renta fija con riesgo bajo, el peso sigue ganando aunque el margen es mas estrecho y esperamos que se amplíe con el alza en las tasas de interés en México y la recuperación del valor teórico del peso.

Conoce todo el comparativo completo aquí.

 

 

Compartir:

1 Comment

  • Esta visión de que en el largo plazo siempre ha sido mejor la inversión en pesos mexicanos que en dólares es todo un rompe paradigmas muy positivo a nivel nacional ya que con la mayoría de mis clientes y conocidos en diversas partes del país, existe una percepción, muy errónea y difícil de disipar, que es siempre inversa. Esta tabla comparativa es excelente para ver la realidad y ayudarles a comprender y dejar por siempre viejos mitos que hablan de lo contrario. Es impresionante ver como por el creer en que la inversión en dólares más que en pesos, muchas empresas han tenido efectos irreversibles en su rentabilidad, especialmente con CAPEX y a mediano y largo plazo afectados en su OPEX.

    EXCELENTE ARTTÍCULO!!!!

Responder a Juan C Pons Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *