Aunque los niños no son muy conscientes de la crisis y de los problemas económicos de sus padres, es bueno que desde pequeños aprendan a gestionar su dinero y ahorrar. Te damos algunos consejos:

1. Asigna una mesada a tu hijo. Seguramente en el primer mes el niño se gastará todo el dinero muy rápido y volverá a pedirte antes de tiempo, sin embargo es importante que le hagas saber que el presupuesto que maneja le tiene que rendir por lo menos hasta el siguiente domingo.

2. Enséñale con el ejemplo. Para que el niño aprenda a ahorrar, es necesario que vea como todos los familiares lo hacen en casa, así éste hará del ahorro un hábito.

3. Si el niño desea algún juguete, motívalo a ahorrar por un determinado tiempo para que consiga lo que desea.

4. Es conveniente que los niños se den cuenta de que el dinero es limitado y que si eligen gastarlo en una cosa, están renunciando a emplearlo de otra forma.

5. Háblales de las ventajas del ahorro y lo importante que resulta contar con un colchón para imprevistos.

6. Hazle saber que el dinero se obtiene con trabajo. Recompensa a tu hijo por algunas cosas extras que puede realizar en el hogar. Por ejemplo, ayudarte a limpiar el carro o quizás ayudar a mamá con los quehaceres del hogar. No debes darle dinero a tu hijo por cosas que son su responsabilidad, como limpiar su cuarto, doblar su ropa o recoger sus juguetes.

7. Encuentra la mejor opción donde el niño puede guardar su dinero. La mejor forma es una alcancía que servirá para que vaya guardando sus ahorros y pueda ver cómo poco a poco su dinero va aumentado. Otra opción es abrir una cuenta de ahorro para niños en algún banco mexicano.

8. Fija objetivos que lo motiven a ahorrar, por ejemplo comprar un juguete.

Es recomendable que, poco a poco, y de una forma adecuada a su edad, expliquemos a los pequeños del hogar algunos conceptos relacionados con el manejo de la economía doméstica. De esta forma aprenderán a valorar el dinero y conseguiremos crear en ellos hábitos útiles para cuando se conviertan en adultos.

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *