Este viernes comienza el Buen Fin, y seguramente te encuentras pensando qué ofertas aprovechar. Sin embargo, al querer aprovechar todas las rebajas se puede nublar tu buen juicio y que comiences a comprar irracionalmente, sin analizar antes si de verdad te conviene adquirir un determinado producto o no.

La mayoría de las tiendas departamentales ofrecen compras a meses sin intereses, como una de sus principales estrategias de venta. Pero en algunas ocasiones, muchas de estas promociones suelen ser engaños y al final las tiendas terminan no respetando los términos y condiciones de compra.

Para que este “Buen Fin” no termines engañado y sin un peso, te dejamos estos prácticos consejos para que realices tus compras de una manera más adecuada.

· PLANEA UN PRESUPUESTO

Define cuánto son tus ingresos y con base en eso precisa cuánto estas dispuesto a gastar. Asimismo, las condiciones en las que podrás realizar tu pago, ya sea de contado o a meses sin intereses. Recuerda, no adquieras ningún producto que no necesites.

Si tus compras serán a meses sin intereses, piensa en cuánto es lo que terminarás pagando al liquidar tu deuda y si es que te conviene o no.

· COMPARA PRECIOS

Revisa cómo estaban los precios de un determinado producto antes del “Buen Fin”. Es bien sabido que algunas empresas inflan los precios unos días antes y al llegar el “Buen Fin” hacen rebajas que no son tan significativas.

· COMPRAR LO QUE REALMENTE NECESITAS

Realiza solo compras de productos que sepas que realmente necesitas. No acudas a las tiendas simplemente con la intención de “ver qué hay”. Realiza la compra de productos que pensabas adquirir antes del “Buen Fin” y recuerda, que es mejor pagar de contado a meses sin intereses, ya que esta última forma de pago representa una deuda que tendrás por un determinado tiempo.

· COMPRA ACOMPAÑADO

Podrá sonar absurdo, pero como dicen “dos cabezas piensan mejor que una”. Al llevar un acompañante evitas guiarte sólo por tus impulsos al comprar, y que esta persona te diga si realmente la oferta es conveniente o no.

Con estos sencillos consejos podrás evitar que el “Buen Fin” se convierta en el fin de tu dinero.

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *