Give money for ant . The concept of borrowing and investment.

 

Acabas de cobrar la quincena y ¿sientes que el dinero se ha esfumado de tus manos como agua? Puede que no tengas muchas deudas que pagar, pero sí que estés gastando dinero de poco a poco y en cantidades pequeñas que pienses que no afectan tu bolsillo, pero que sí lo hacen.

A estos pequeños gastos que la mayoría de las personas consideran irrelevantes como botellas de agua, latas de refresco, taxis, café por las mañanas, por mencionar algunos, se les llama “gastos hormiga”, porque se convierten en fugas de capital que afectan a tu ahorro porque no se encuentran contemplados en tu presupuesto.

El problema no es que de vez en cuando compremos un café, un agua, o un refresco. El problema surge, cuando no tenemos contemplado en nuestro presupuesto diario el gasto por estos productos.

Al realizar “gastos hormiga”, nos estamos dejando llevar por la emoción y el deseo de obtener un objeto en determinado momento, no razonamos el daño de pagar $10 o $15 pesos por un refresco o agua diariamente.

Claro, si cuentas con un presupuesto diario o mensual, el comprar estos productos no te afecta, sin embargo, la mayoría de las personas no gozan de algún plan financiero y van por la vida comprando cosas que no necesitan, pagando deudas, y al final del día se quedan sin dinero.

No estamos diciendo que te rehúses a invertir tu dinero en “gastos hormiga” pero sí que hay mejores formas de administrar el dinero para que no se vayan todos tus ingresos en este tipo de gastos.

CONSEJOS PARA EVITARLOS

1. Analiza en qué empleas tu dinero

Has una lista de las cosas en las que gastas diariamente y revisa cuáles de ellas se pueden erradicar para que ahorres un poco de dinero.

2. Crea un presupuesto

Para que los gastos hormiga no dañen tu bolsillo es necesario que tengas un presupuesto, por lo menos semanal, para que evitas gastar ocasionalmente en cosas que se te presenten de último momento.

3. Evita las compras por impulso

Antes de adquirir algún producto pregúntate si realmente lo necesitas, si es que es indispensable en tu vida o no.

4. Lleva contigo sólo el dinero que pienses gastar en el día

Traer en tu cartera todo el dinero de tu quincena, sólo hará que gastes más. Por ello, lleva contigo sólo lo necesario para gastar día a día.

5. ¡OJO! Con las tarjetas de crédito o débito

Si tienes muchas tarjetas de crédito, carga contigo sólo una y úsala lo menos posible. De igual forma, utiliza tu tarjeta de débito sólo si es muy necesario, de lo contrario, te sugerimos mejor pagar con efectivo.

Sabemos que los “gastos hormiga” no van a desaparecer de un día a otro, pero sí puedes administrarlos un poco más si aprendes a identificarlos y si sigues estos pequeños tips que te damos.

Defiende tu economía, ahorra y administra tus gastos.

Si quieres conocer más información para defender tu dinero, visita nuestra sección https://www.defendamosalpesomx.com/index.php/2017/03/23/como-proteger-nuestro-bolsillo-de-la-inflacion/

 

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *