La devaluación es el aumento del precio de las monedas extranjeras con respecto al peso mexicano. Después de la devaluación tenemos que dar más pesos por cualquier moneda de denominación extranjera.

Así como aumentan las verduras, los automóviles, los muebles, entre otros artículos, una devaluación corresponde al aumento de precios en divisas extranjeras, en concreto, el dólar norteamericano.

Dada una devaluación los productos y servicios norteamericanos ahora son más caros para los mexicanos, y al contrario, los bienes y servicios que produce México son más económicos para Estados Unidos.

Se reduce la posibilidad de adquirir algún bien o servicio norteamericano por parte de los mexicanos, y en la medida en la que la devaluación avanza, se encarece cada vez más la vida de los mexicanos.

¿Por qué se genera una devaluación?

La devaluación se genera en el momento en el que los inversionistas pierden la confianza en el futuro económico del país o preveen una próxima escasez de dólares, por lo cual comienzan a cambiar sus pesos por dólares.

Las causas que llevan a que los inversionistas realicen estas acciones pueden ser variadas, desde que en el país se generen fuertes procesos de inflación, desequilibrios en la entrada y salida de dólares, o hasta la existencia de problemas bélicos o políticos.

El proceso de devaluación desde el punto de vista económico comienza en el momento en el que un país tiene más gastos que ingresos, y para contrarrestar la falta de ingresos se produce un aumento de precios, lo cual genera la inflación.

Cuando el aumento de los precios rebasa los precios de los principales socios comerciales, es decir, cuando los productos que vendemos a otros países son mucho más caros en nuestro país que en otro lado, es cuando el país comienza a exportar menos de lo que importa, es decir, comienza a envíar menos productos de los que compra a otros países. Por lo cuál, se ve obligado a pedir dinero prestado, pero cuando los préstamos se agotan, lo que queda, es utilizar las reservas de dólares, y es en ese momento cuando los inversionistas temen que los dólares puedan terminarse, por lo cual retiran su dinero del país, transportandolo a otra nación. La demanda de dólares (al temer que estos se acaben) es lo que genera la devaluación,.

¿Qué consecuencias tiene ?

Al producirse una devaluación ocurren efectos negativos como el aumento de la inflación (el aumento de los precios de los bienes y servicios); aumenta el costo de las importaciones, ahora son necesarios más pesos para comprar bienes y servicios que provengan del extranjero, y por último, disminuye la confianza en la moneda nacional y la economía del país.

Pero no todo tiene que ser negativo, la devaluación también posee efectos positivos, como el que las exportaciones sean más competitivas frente a las realizadas con moneda de mayor valor ; aumenta el turismo internacional y mejora el consumo de productos nacionales.

Así que al escuchar la palabra devaluación no temas por nuestro país, la mejor arma que poseemos los mexicanos en contra de la devaluación de nuestra moneda es el consumo de productos hechos en México, así como la inversión en moneda nacional en instituciones bancarias nacionales y la promoción del turismo a nuestro país.

 

Fuentes :

Luis Pazos, Devaluación, Editorial Diana, México, 1995

Carlos Bosch, ¿Qué es la devaluación?, Rankia México

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *